loading...

Tiempo para mi madre

Tiempo para mi madre

Después de 21 años de casados mi esposa me pide que tenga una cita con otra mujer, a cenar y al cine, me dice “te amo, pero se que esta mujer te ama también y se que le gustaría un tiempo contigo”.

La otra mujer que con la que mi esposa quiere que tenga una cita es mi madre, que tiene diez y nueve años de viuda, y mis múltiples ocupaciones con el trabajo y mis tres hijos me hacían casi imposible verla mas que de vez en cuando y por muy poco tiempo.

Esa noche la llame para invitarla al cine y a cenar.

loading...

Lo primero que me dijo, que pasa, hay algún problema, estas bien, mi madre es de ese tipo de personas que una llamada tarde o de sorpresa es señal de malas noticias.

Respondí, “he pensado que seria bueno que pasáramos un tiempo solos , solo tu y yo”.

Lo pensó por un momento y me respondió, “me gustaría muchísimo”

Ese viernes después de el trabajo cuando fui a buscarla me sentía nervioso, cuando llegue a su casa, me di cuenta que ella también se veía nerviosa, me esperaba en el marco de la puerta me di cuenta que traía su abrigo encima, su cabello rizado y el vestido que uso para el ultimo aniversario de bodas, me sonrió, su sonrisa lleno su cara como un Ángel, me dijo “les dije a mis amigas que tendría una cita con mi hijo y todas quedaron impresionadas y están desesperadas por saber como me fue en mi cita”.

Fuimos a un restaurante sencillo, no a un elegante, era algo mas acogedor y bonito, mi madre me tomo de el brazo como si fuera la primera dama, después que nos sentamos, tuve que leerle el menú, sus ojos solo podía leer la mitad de lo que estaba con letras grandes, mientras le leía, ella me observaba, una sonrisa ilumino su rostro y me dijo , era yo la que acostumbraba a leerte cuando eras un niño, ahora te toca a ti devolverme el favor, “entonces es tiempo de que te relajes y disfrutes” le respondí.

loading…


Durante la cena, tuvimos una conversión muy agradable, nada extraordinario, pero nos hablamos todas las cosas que le estaban pasando a ella y a mi recientemente, hablamos tanto que se nos paso la película, cuando regresamos a su casa me dijo “saldría nuevamente contigo solo si me permites invitar yo la próxima vez” a lo que yo acepte.

¿Como te fue en tu cita? me pregunto mi esposa, cuando llegue a casa.

Demasiado bien, mejor de lo que pude habérmelo imaginado.

Unos días después mi madre murió de un ataque al corazón, paso tan rápido que no tuve oportunidad de hacer algo por ella, unos días después recibí una carta de el restaurante donde había llevado a cenar a mi madre, se trataba de una nota de mi querida madre que decía, “pagué por adelantado en el restaurante porque no sabía si podría llegar hasta aquí, pero como he pagado dos cenas, puedes llevar a tu esposa, hijo mio, nunca sabrás lo que esa noche significo para mi, gracias”.

“Te amo hijo”…

En ese momento supe lo importante que es decirles a los que amamos te amo, y darles a los que amamos el tiempo que se merecen, nada en la vida es mas importante que nuestra familia, dales el tiempo que se merecen, por que estas cosas no se dejan para alguna otra vez…

Tiempo para mi madre

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Print this pageEmail this to someone
loading...

También te puede interesar

DEJA UN COMENTARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *